Próximos recitales

ninguno programado

viernes, 29 de mayo de 2009

La cuadratura del círculo

Cuentan que un día los ideales
decidieron cuadrar su propio círculo
bajarse a la tierra mundana
y vestirse de tangibles.

En el congreso de los disputados
el respeto fue a materializarse
de las bocas hirientes
brotaron las palomas de la gente.

Luego le tocó el turno a la justicia
que prefirió visitar los cultivos de cacao
arrojó la venda en un desquite
y de ella germinaron futuros de iguales.

En estas que hasta el fútbol
se animó a la moda del aterrizaje
eligió al equipo de un tal Pep
para elevarse sobre los resultivistas
que lo encierran en los marcadores.

Estos fueron los primeros
los ideales más lanzados
en probar la aventura humana.

Al poco llegaron los más prudentes,
la paz, la igualdad, la solidaridad
la tolerancia y un largo etcétera
fueron arribando a las costas de
tan necesitado planeta.

Por último quedó un ideal
el más receloso de todos
de incorporarse al relativismo de los mortales.
El amor, esperaba temeroso
las noticias de sus compañeros.

No tardaron en aparecer multitudinarias manifestaciones
la gente reclamaba la última materialización
la definitiva constatación de que la utopía
era posible y además estaba al alcance de la mano.

El amor todavía inmaterial
decidió pasarse para valorar la situación
aprovechando su condición de invisibilidad.

Cuando llegó a la Tierra sintió
que ya había estado mucho antes,
una sensación de profundo déjà vu
le sumió en el desconcierto.

Cuál fue su sorpresa al observar
que en los corazones de las personas
yacía su propia receta,
todos los ideales juntos
eran abarcados por el amor.

Cuentan que un día los ideales
lograron la cuadratura del círculo
y que el último de todos
la humanidad lo creó
por generación espontánea.

2 comentarios:

  1. weeeeeeee mola mil!!! xo mira k sacar al Pep en un poema, Ojcar...stas exo un figura XDD

    ResponderEliminar