Próximos recitales

ninguno programado

viernes, 20 de agosto de 2010

Pongamos que hablamos de plenitud

Trepa, trepa y trepa, y venga a trepar muros sin cuerda de auxilio.
Ladrillos superpuestos de hegemonía aterradora.
Uno, dos, tres, cuatro... Siempre lo mismo...

Cerrando los ojos dejó de pensar en hormigas trabajadoras,
y llegó esa mano ansiada que le ayudaría a alcanzar la cima.

Y subió, subió a ver la resina de los robles y a uncirse con ella...
para no mirar atrás,
para no caer jamás.

2 comentarios:

  1. Está chula Guille, alcanzando la cima... ;)

    ResponderEliminar
  2. este el camino Cheli,
    sigue así ;)

    ResponderEliminar